10 consejos para crear historias sociales

Raising hands

Las historias sociales sirven mucho para ayudar a los niños que deben enfrentar cambios en sus rutinas. De esta manera, los niños sabrán qué pasará durante el día y así podrán estar preparados a los cambios y, finalmente, controlar la ansiedad que estos cambios les pueden provocar. Además, las historias sociales pueden servir de ejemplo para saber cómo enfrentar ciertas situaciones como pedir ayuda o pedir un receso cuando sea necesario.

  1. Piense sobre las diferentes rutinas que tiene un día en la vida de su hijo. Escoja una, ojalá sea nueva o la que le provoque más ansiedad como por ejemplo El regreso a la escuela o Vamos a visitar al doctor. Puedes crear múltiples historias para diferentes rutinas.
  2. Una vez que haya elegido la rutina, piense en cómo será el traslado de su hijo. Debe responder preguntas como: ¿habrá alguien esperándolo para recibirlo?, ¿conocerá a nuevos amiguitos?, ¿se encontrará con niños que ya conoce?
  3. Use fotos de su hijo en lugares familiares para él. También incluya fotos de personas y cosas que verá en el viaje. Si no puede tomar fotos, puede usar imágenes de internet. Trate de no mezclar fotos reales con dibujos.
  4. Utilice una foto para la portada y dele un nombre a la historia. Puede ser algo como Mi primer día en la escuela o María va al dentista.
  5. Ordene el resto de las imágenes por orden cronológico. Por ejemplo, subirse al bus escolar va primero que comer el almuerzo.
  6. Acompañe las imágenes escribiendo breve descripciones de lo que está pasando. Una o dos oraciones está bien. No tiene que escribir una párrafo largo. Tranquilice a su hijo y hágale saber que sus reacciones y emociones son totalmente normales.
  7. Tenga cuidado con el lenguaje que utiliza. Debe ser lo más sencillo y claro posible para que su hijo lo entienda fácilmente.
  8. Responda preguntas de situaciones que podrían pasarle a su hijo durante el día como: ¿qué debe hacer su hijo si necesita ayuda?, ¿a quién debe acudir si tiene que usar el baño?, ¿qué hacer si está incómodo o muy alterado?
  9. Lamine cada página de la historia social o póngala en una carpeta. La idea es tenerla a mano y poder utilizarla todas las veces que sea necesario.
  10. Muéstrele la historia social a su hijo varios días antes de la fecha del evento y también, no olvide hacerlo el mismo día antes de que comience su rutina.